top of page

Cómo construir crédito desde cero: guía para jóvenes adultos


Construir crédito desde cero puede parecer un desafío abrumador para los jóvenes adultos que ingresan al mundo financiero. Sin embargo, es un paso importante para establecer una base sólida para futuras metas financieras, como solicitar préstamos, obtener tarjetas de crédito con mejores condiciones y establecer un historial crediticio positivo. En este artículo, presentaremos una guía para que los jóvenes adultos puedan comenzar a construir su crédito desde cero y sentar las bases de una salud financiera sólida.


Solicita una tarjeta de crédito asegurada:

Una tarjeta de crédito asegurada es una excelente manera de comenzar a construir crédito cuando no tienes historial previo. Este tipo de tarjeta requiere un depósito de seguridad que actúa como límite de crédito. Utiliza la tarjeta con responsabilidad, realizando pagos puntuales y manteniendo un bajo saldo pendiente. Con el tiempo, podrás demostrar tu capacidad de pago y establecer una buena puntuación de crédito.


Conviértete en un usuario autorizado:

Otra opción es convertirte en usuario autorizado en la tarjeta de crédito de un miembro de tu familia. Al ser un usuario autorizado, podrás utilizar la tarjeta y comenzar a construir crédito a través de las transacciones que realices. Sin embargo, asegúrate de que el titular principal de la tarjeta tenga un historial de pagos sólido, ya que cualquier error o falta de pago también podría afectar tu crédito.


Solicita un préstamo pequeño:

Considera solicitar un préstamo pequeño, como un préstamo personal o un préstamo estudiantil, si eres elegible. Asegúrate de utilizar el préstamo de manera responsable y realiza los pagos a tiempo. Esto demostrará tu capacidad de manejar una deuda y contribuirá a la construcción de tu historial crediticio.


Establece pagos automáticos y puntualidad:

La puntualidad en los pagos es esencial para construir un buen crédito. Establece pagos automáticos o recordatorios para asegurarte de no olvidar ninguna fecha de vencimiento. Un historial de pagos puntuales demuestra responsabilidad y te ayudará a construir un buen crédito a lo largo del tiempo.


Mantén un bajo porcentaje de utilización de crédito:

Una regla general es mantener tu porcentaje de utilización de crédito por debajo del 30%. Esto significa que no deberías utilizar más del 30% de tu límite de crédito disponible. Mantener un bajo saldo pendiente y utilizar el crédito de manera responsable demuestra disciplina financiera y puede mejorar tu puntuación de crédito.


Monitorea tu historial de crédito:

Es importante estar al tanto de tu historial de crédito y revisarlo regularmente. Puedes obtener copias gratuitas de tu informe de crédito anualmente y revisar la información en busca de posibles errores o discrepancias. Si encuentras algún problema, comunícate con la agencia de crédito correspondiente para solicitar su corrección.


Construir crédito desde cero puede llevar tiempo, pero es un proceso fundamental para los jóvenes adultos que buscan establecer una base sólida en su vida financiera. Siguiendo estos consejos, podrás comenzar a construir tu crédito y sentar las bases para un historial crediticio saludable. Recuerda utilizar el crédito con responsabilidad, realizar pagos puntuales y mantener un bajo saldo pendiente. Con el tiempo, podrás acceder a mejores oportunidades de préstamos y tarjetas de crédito, y disfrutar de una salud financiera más sólida en el futuro.

41 visualizaciones

Comments


bottom of page